Como si regresáramos al pasado, pero con las nuevas tecnologías en combustión, las chimeneas calefactoras o termochimeneas volverán a ser el sistema de calefacción por excelencia.

Pensando en el confort, los fabricantes de chimeneas, han desarrollado una amplia gama de chimeneas calefactoras o termochimeneas que ofrecen prestaciones similares a la de una caldera tradicional de gasoil o gas, pero con la utilización, como fuente de energía, de la biomasa, pudiendo así el usuario disfrutar de una total autonomía energética con un considerable ahorro económico.

La leña, es biomasa, y como tal, energía renovable. Varios estudios avalan, que las calorías obtenidas por la combustión de la leña, son las más baratas y las más ecológicas.

Las chimeneas calefactoras, o termochimeneas, se pueden instalar como única fuente de calor para una vivienda, o siendo un equipo complementario a otras fuentes de energía.

Es muy interesante poner en conocimiento de todos, que las termochimeneas o chimeneas calefactoras, cumplen con los requisitos exigidos en el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios), para formar parte de las instalaciones como elemento productor de calefacción y agua caliente sanitaria con la utilización de energías renovables, siendo tremendamente más eficaces sobre todo para la calefacción, que la energía solar.

Podemos realizar instalaciones de las termochimeneas o chimeneas calefactoras, combinándolas con otras fuentes de energía, como las tradicionales de gas o gasoil, energía solar, geotermia, pellets, etc., y con todos los emisores de calor conocidos (radiadores, suelo radiante, convectores, etc.), siendo éste un campo muy especializado, que precisa de un asesoramiento e instalación personalizados.

Las nuevas tecnologías, han hecho de las chimeneas calefactoras, un producto totalmente seguro y eficaz. Los sistemas de refrigeración por válvula de descarga térmica, han supuesto un avance fundamental para evitar los depósitos de expansión abiertos, compatibilizando la integración de estos aparatos a cualquier instalación de calefacción tradicional existente.

Contamos con la incorporación de los modernos sistemas electrónicos de centralitas, que comandan la puesta en marcha o paro de las calderas complementarias, depósitos de inercia para obtener temperaturas constantes en viviendas no dependiendo de la cantidad de leña en ese momento cargada en la termochimenea, resistencias complementarias para el uso de agua caliente sanitaria en verano, etc.

El futuro de una calefacción sostenible para viviendas unifamiliares, no se entiende sin la instalación de sistemas tan eficientes como las chimeneas calefactoras o termochimeneas.

Lumbre, además de mostrarle una amplia gama de productos, pone a su servicio toda nuestra experiencia para asesorarle en la mejor solución a su caso particular, contando con un equipo técnico acreditado, así como instaladores autorizados para la ejecución integral de la instalación.